Huesca Monumental

A través de la ruta monumental de Huesca, se observa cómo en cada rincón de sus calles, se refleja su dilatada historia, ya que Huesca fue territorio de íberos, romanos, visigodos y musulmanes y tras la batalla del Alcoraz en la que el ejército cristiano- que se alzó con la victoria- reconquistó la ciudad, por lo que Huesca pasó a ser una ciudad medieval.

De todas estas etapas, quedan vestigios en la ciudad, como la muralla, la catedral, la Iglesia y los claustros románicos de San Pedro el Viejo. 

Además,  la ciudad es escenario de restos de otras épocas, como el Ayuntamiento -que es de estilo renacentista-, o la Basílica de San Lorenzo que es de estilo barroco y además es el patrón de la ciudad.

La ruta es lineal, con una distancia aproximada de 2.2 kilómetros y se puede realizar en una hora.

HUESCA MONUMENTAL – RUTA

Comenzamos la ruta en el Convento de San Miguel, más conocido como “Las Miguelas” en el que destacan su torre románica y su ábside gótico. Continuamos nuestra andadura hacia el Torreón y la muralla, construidos por los árabes en el siglo IX.

Convento de San Miguel- Huesca
Convento de San Miguel, ruta – Huesca monumental

La Universidad Sertoriana, fundada por Pedro IV en 1354 y ahora convertida en museo fue obra del arquitecto oscense Francisco Antonio en 1690. Tiene una planta ortogonal y una portada barroca, esculpida sobre piedra arenisca.

En las fachadas laterales, la austeridad es la nota dominante. Este museo cuenta con dos secciones: una de Arqueología y otra de Bellas Artes que resumen la historia de la provincia de Huesca desde la prehistoria hasta el siglo XX.

La Iglesia y el claustro de San Pedro el Viejo constituyen uno de los conjuntos más importantes del románico aragonés, de este antiguo monasterio se conserva el único claustro románico de Aragón y uno de los pocos de España que se pueden contemplar en una ciudad.

No podemos olvidar la Plaza de la Catedral de Huesca, que, como su nombre indica es la plaza más importante de la ciudad. La catedral, se fue adaptando al paso de nuevos estilos, como el barroco y el gótico, eliminando todo vestigio medieval.

La obra más importante es el Retablo Mayor, que fue restaurado en 1996 y que supone uno de los mejores ejemplos de escultura renacentista española.

Plaza de la Catedral de Huesca
Plaza de la Catedral de Huesca

Otro de los enclaves de la ruta, es el Teatro Olimpia, que fue inaugurado en junio de 1925.

Después de pasar por emplazamientos como la Iglesia de San Vicente o la Diputación Provincial de Huesca, finalizamos la ruta en el Casino y Fuente de las musas. El edificio del Casino, es una de las muestras del modernismo oscense, construido a principios del siglo XX y en el que destacan su fachada y su portón de entrada.

La fuente de Las Musas, fue construida por el arquitecto Francisco Villasante en 1885 y cuenta con dos niveles: en la parte inferior se encuentra decorado con mascarones, sirenas, conchas y elementos naturalistas. Por su parte, la parte superior está representada por la musa del arte.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *