Ruta de casco histórico de Avilés

Ruta de casco histórico de Avilés

21 diciembre, 2017 Asturias Centro Rutas urbanas 0
Avilés casco histórico

RUTA DEL CASCO HISTÓRICO AVILÉS-ASTURIAS

El Casco Histórico de Avilés, declarado Conjunto Histórico Artístico, es el entorno que mejor refleja las villas medievales de la regiónRecorriendo sus tranquilas calles jalonadas de soportales, plazas, iglesias y fachadas singulares, se puede realizar  un paseo por la historia desde el  S.XII hasta la actualidad, entre edificios representativos de los estilos arquitectónico, románico, gótico, barroco y modernista.

Avilés es la tercera ciudad más importante del Principado de Asturias, tiene unos 80.000 habitantes aproximadamente (2016) y se encuentra a unos 25 minutos de distancia en coche desde Oviedo y unos 20 minutos desde Gijón.

La ruta comienza en la Plaza del Ayuntamiento, que es el corazón de la ciudad.

El Ayuntamiento cuenta además en su interior destaca la escalera central con una vistosa cristalera y un excelente salón de recepciones.

En esta plaza nos encontramos tres edificios históricos que datan del siglo XVII.

Continuando la ruta nos encontramos con la Calle de la Ferrería, que era la calle donde los antiguos herreros (ferreros en asturiano) llevaban a cabo sus labores y como consecuencia ahora se llama así.

La calle Galiana, es otra de las arterias principales de la ciudad. En ella se celebra su famoso Antroxu (Carnaval), tradición muy arraigada en la ciudad.

El Palacio de Balsera es una de las casonas privadas de los inicios del siglo XX.

Palacio de Balsera

Palacio de Balsera ubicado en la calle Galiana de Avilés

Este tipo de casas surgieron como consecuencia de la inmigración asturiana a América y su posterior retorno.

Es inevitable hablar de su famoso Teatro Palacio Valdés, que lleva el nombre del famoso novelista español. Por lo general, se ofrecen espectáculos de teatro, danza y ópera.

Finalmente, la ruta termina en la oficina de turismo.

UNA CIUDAD CON ENCANTO

Estamos en una ciudad atlántica  milenaria, recoleta y muy paseable, cuyo elemento arquitectónico más singular, el soportal, nos pondrá a resguardo del sol o de la lluvia para descubrir el arte y la historia que atesora. Todo ello en un entorno patrimonial donde la actividad festiva y cultural acoge al visitante para ofrecerle experiencias gratificantes en un ambiente único.